Page images
PDF

berti vocabat patronum, si intestatus mortuus esset libertus, nulló sttó hcerede relictó. Itaque intestató quoqué raortuó libertó, si is suum hseredem reliquisset, nihil in bonis ejus patrono jus crat. Et si quidem ex naturalibus liberis aliquem suum hseredem reliquisset, nulla videbatur querela; si veró adoptivus filius esset, aperté iniquum erat, nihil juris patrono superesse.

no á la herencia del liberto, sino en cuanto este último hubiera muerto intestado y sin heredero suyo. Asi, muerto el liberto sin testar, si había dejado un heredero suyo, no tenia el patrono ningún derecho sobre sus bienes. Nada habia en esto digno de reformar, si el heredero suyo era un hijo natural; mas si era adoptivo , aparecía evidentemente injusto que el patrono quedase sin ningún derecho ¡í la sucesión.

ORIGENES.

Copiado de Cayo. (§. 40, Com. III de sus Inst.)
Comentarlo.

Licebat patronum testamentó preteriré. —Por las leyes de las Doce Tablas tan libre era la facultad de testar que tenia el liberto, como la que estaba otorgada á los demás ciudadanos. No sucedia lo mismo con las libertas, las cuales, como dice Cayo (i), ningún perjuicio podían causar á sus patronos según el derecho antiguo, porque estando en perpétua tutela de los que las habian manumitido no testaban sin su autoridad, y de consiguiente tampoco sin su consentimiento perdían la herencia legítima que les correspondía.

Vocabat patronum. — En defecto del patrono eran llamados sus hijos, y entonces la herencia se dividía por personas y no por estirpes (2).

Nulló suó hwrede relictó. — Queda dicho en el título que antecede (3), que el parentesco servil no era considerado con arreglo al derecho antiguo para los efectos de la sucesión, aun después de haber el esclavo adquirido la libertad. Consiguiente á esto era que el liberto al entrar en el goce de los derechos de ciudadano, no tuviera ni herederos suyos, ni agnados, ni cognados. Así es, que cuando contraía matrimonio, empezaba en él una familia nueva, y que solo después de tener descendencia, habia personas que fueran sus agnados. De aquí se infiere que no teniendo el liberto herederos suyos, tampoco podia tener quien fuera llamado a su herencia como agnado; y asi se esplica que solo se haga mención do los herederos suyos, y

[ocr errors]

no de los agnados, en este lugar. La mujer que hubiera contraido matrimonio solemne y entrado en poder del marido, in manu viri, considerada como hija de familia, debia ser preferida al patrono (1). Mas en la sucesión de la liberta no quedaba escluido el patrono bajo este concepto, porque aquella moria siempre sin herederos suyos (2) , no pudiendo hallarse nunca los hijos bajo la potestad de la madre, sino bajo la de su marido ó bajo la del ascendiente de su marido.

1 Quá de causá postea pratoris edicto hsec juris iniquitas cmendata est. Sive enim fiiciebat testamentum libertus, jubebatur itá testari, ut patrono partera dimidiam bonornm suorum relinqueret; et si aut niliil aut minus partís dimidi* relinqucrat, dabatur patrono contra tabulas tcstamenti partís dirnidiae bonorum possessío. Si veró intestatus moriebatur, suó híerede relictó filió adoptivó, dabatur tequé patrono contra hunc suum haeredem partís dimidia; bonorum possessío. Prodesse autem liberto solebant ad excludendum patronum naturales liberi, non solíim, quos in potestate raortis tempore habebat, sed etiam emancipati, etin adoptionem dati, si modó ex aliquá parle hseredes scripli erant, aut prateriti contra tabulas bonorum possessionem ex edictó petiorant: nam exheeredati nulló modó repcllebant patronum.

Por esta razón el derecho preto- 4 rio corrigió la injusticia del derecho civil. Al efecto si el liberto hacia testamento, estaba obligado i testar de modo que quedase al patrono la la mitad de sus bienes, y si ó no le dejaba nada ó le dejaba menos de la mitad , el patrono tenia la bonorum posesión contra tabulas por la mitad. Si moria intestado dejando por heredero suyo & un hijo adoptivo, dábase igualmente al patrono contra este heredero la bonorum posesión por la mitad do la herencia. Para escluir al patrono aprovechaban al liberto sus hijos naturales, no solamente los que estaban constituidos en potestad al tiempo de la muerte, sino también los emancipados y los dados en adopción, con tal que. estuvieran instituidos en una parte cualquiera de la herencia, ó que, pasados en silencio, hubieran pedido la bonorum posesión contra tabulas en virtud del edicto del pretor. Los que estaban desheredados no escluian al patrono.

ORIGENES.

Copiado de Cayo. (¡. 41, Com. 111 de sus Inst.)
Comentarlo.

Libertus. — El edicto del pretor no era aplicable á las sucesiones de las libertas, porque como se ha manifestado en el comen

[ocr errors]

tarto del párrafo anterior, en. nada podian perjudicar estas al patrono.

Patrono.—No comprendía á la patrona el beneficio concedido por cl pretor al patrono: respecto á aquella quedó sin modificar la ley de las Doce Tablas (i). Esta diferencia jurídica por razón de sexos, alcanzaba también á los herederos; así es que los hijos varones del patrono, á falta de este, tenían sus mismos derechos, y las hijas solo el que la ley de las Doce Tablas les conferia.

Hcerede relicto filió adoptivo". — El lugar de las Instituciones de Cayo, de donde Justiniano copió el párrafo que comento, añade á continuación: vel.uxore quw ín manu ipsius esset, vel nuru quw in manu filii ejus fuerit. Justiniano omitió estas palabras al trascribir el texto de Cayo, y con razón, porque en su tiempq ya no existia la conventio in manu viri.

Exhmredati nulló modo repellebant.—En el caso de que los desheredados usaran de la querella de testamento inoficioso para desvirtuar el testamento del padre, parece fuera de duda que debía considerarse como escluido el patrono, porque se estaba en el mismo caso que si no hubiera habido testamento. * .,

2 Postea lege Papiá adaucta sunt jura patronorum, qui locupletiores libertos habebant. Cautum est enim, ut ex bonis ejus, qui sestertiorum centum mülium patrimonium reli— querat, et pauciores quam tres 1¡beros habebat, sive is testamentó factó, sive intestató mortuus erat, virilis pars patrono debebatur. llanque cum unum íiliuni filiamve haeredem reliquerat libertus, périndé pars dimidia patrono debebatur ac si is sine ulló filió filiive decessisset; cum dúos duasve hseredes reliquerrat, tortia pars debebatur patrono; si tres reliquerat, repellebatur patronus.

Mas adelante la ley Papia aumen- 2 tó los derechos de los patronos cuyos libertos tenian bastantes bienes de fortuna. Estableció al efecto que cuando el liberto hubiera dejado un patrimonio de cien mil sestercíos-y menos de tres hijos, ya muriese con testamento ó ab intestató, tuviera el patrono la porción viril. Así cuando el liberto dejaba ó un solo hijo ó una sola bija que le heredase , la mitad correspondía al patrono, como si el liberto hubiese muerto sin ningún hijo ó hija: si el liberto habia dejado por herederos dos hijos ó hijas, la tercera parte correspondía al patrono; si dejaba tres hijos ó tres hijas, e} patrono era repelido.

[merged small][merged small][ocr errors]

Cementarlo.

Leye Papiá. — Esta es la famosa ley Papia Poppea de que ke hablado ya en otras ocasiones. En el espíritu que la dominó para alentar al matrimonio y á la procreación legítima, llama al patrono á lo sucesión de su liberto, aunque este tuviera hijos, siempre que fueran menos de tres y que su fortuna llegase á cien mil sestercios, admitiéndole con aquellos a la porción viril. Avanzó aun mas esta ley, porque dió derechos análogos á los del patrono y de sus hijos varones, á las hijas y á las demás mujeres descendientes del patrono; pero solo cuando estas tenian dos ó tres hijos según los casos: así lo dicen Cayo (1) y Ulpiano (2).

Locupletiores.—Alude á los libertos que tenian cien mil sestercios, como después lo esplica el mismo texto.

Sestertiorum-centum millium.—Esta suma representa la cantidad de 79,800 rs. de nuestra moneda.

Sed nostra constitutio, qnam pro omnium notione Grmcá linguá, compendioso tractatu habitó , eomposuirnus, itá hujusmodi causas definivit, ut, si quidem libertus vel liberta minoras ceutenariis sint, id est minos centum aureis habeant substantiam (sic enim legis Papiae summam interpretati sumus, uí pro mille sestertiis unus aureus computetur), nullum locum habeat patronos in eorum successionem, si lamen testamentum fecerint. Sin aütem intcatali decesseri/it, nullo liberorum relictó, tune patronatus jns, quod erat ex lege duodecim tabularüm, integrum reservavit. Cum veró majores centenariis sint, si hseredes, vel boncírum possessores liberos habeant, sive nnum , sive plures, cujuscumque sexos vel grados, ad eos successionem parentum deduximus, ómnibus patronis una cum suá progenie semotis. Sin autem sine liberis decesserint, si quidém intestati, ad omnem hseredi

Peró una constitución nuestra, que redactamos en griego para hacer mas fácil su inteligencia, y que contiene en breves palabras un sistema completo sobre este punto, ha establecido que si el patrimonio del liberto ó de la liberta fuere menor de cien áureos (pues interpretamos la suma de la ley Papin Poppea, computando un áureo por mil sestercios), no tenga el patrono derecho alguno á la sucesión si han dejado testamento. Mas si murieran intestados y sin descendientes , entonces permanecerán íntegros los derechos del patronato en los términos que los fijó la ley de. las doce labias. Cuando tienen mayor cantidad que los cien áureos, si dejan descendientes herederos ó bonorum poseedores, ya sea uno ó ya muchos de cualquier grado y sexo, estos senín los llamados ;i la herencia paterna, con esclusion absoluta, de todos sus patronos y de su descendencia. Si mueren sin

[ocr errors]

tatem patronos patronasque vocavimus; si vero testamtmtum quidéin fecerint, patronos autem vel patronas praeterierint, cum nullos liberos haberent, vel habentes eos e\hasrcdaverint, vel mater sive avns iuaternus eos praeterierit, itii ut non possint argui inofiiciosa eoruin testamenta: tune ex nostrá constitutione per bonorum possessionem contra tabulas non dimidiain (ut ante), sed tertiam partem bonorum liberti consequantur, vel quod deest eis ex constitutione nostrá repleatur, si quaridó minus tertiá parte bonorum suorum libertus vel liberta eis reliquerint, itá sine (mere, ut nec liberis liberti libertseve ex eá parte legata vel íideicommissa praestentur, sed ad cohaeredes hoc onus redundaret; multis aliis casibus á nobis in praefatá constitutione congregatis, quos necessarios esse ad hujusmodi juris dispositionem perspexiinus: ut tám patroni patronteque, quhm liberi eorum, nec non, qui ex transversó latere veniunt, usque ad quintum gradum ad successionem libertorum vocentur, sicut ex eá constitutione intelligendum est; ut, si ejusdem patroni vel patronse , vel duorum duarum pluriumve sint liberi, qui proximior est, ad liberti seu libertan vocetur successionem, et in capita, non in stirpes dividatur successio, eódem modó et in bis, qui et transversó latere veniunt, servando. Pasné enim consonantia jura ingenuitatis et libertinitalis in successionibus fecimus.

\

i hijos y sin testamento, llamamos á : los patronos y a las patronas á toda la herencia; mas si hicieron testamento y omitieron ;í sus patronos ó á sus patronas, no teniendo hijos, 6 habiéndolos desheredado, ó siendo la madre ó el abuelo materno quien haya pasado en silencio a sus descendientes, de modo que el testamento no pueda ser atacado conio inoficioso, entonces con arreglo á nuestra constitución obtendrá el patrono ó la patrona por la bonorum posesión contra tabulas, no la mitad de la herencia, como sucedia antes, sino la tercera parte de los bienes del liberto, ó el complemento de ella si se les dejó menos de la tercera parte de los bienes; y esto será sin carga alguna, de modo que ni aun los legados ó fideicomisos dejados á los descendientes del liberto ó de la liberta sean proporcionalmente descontados de esta parte, sino que pesarán esclusivamente sobre los coherederos del patrono. Hemos reunido en la misma constitución otras reglas necesarias en esta materia: en su virtud, no solamente el patrono ó la patrona ó sus descendientes, sino aun sus parientes colaterales hasta el quinto grado, son llamados á la sucesión de los libertos: en su virtud también , cuando existan diferentes descendientes de uno, de dos ó de mas patronos ó patronas, el mas próximo es el llamado á la herencia del liberto ó de la liberta, dividiéndose la herencia, no por personas, sino por estirpes; lo mismo se observa ¡ en los parientes laterales. Hemos ! adoptado en materia.de sucesiones 'reglas casi iguales para los libertos ¡ que para los ingenuos.

[ocr errors][ocr errors]
« PreviousContinue »