Page images
PDF

re non potes (a), quemadmodúm, si dominus in servum suum aliquid commiserit, nec si manumissus vel alienatus fuerit servus, ullam actionem contra dominum habere potest (b).

re de tu potestad, no podras entablar la acción (b): lo mismo sucedo en caso de que el señor baya cometido algún delito contra el esclavo, porque aun en el de que este sea manumitido ó enagenado, nunca tendrá una acción contra el dueño.

OHIGENES.

(o) Tomado de Cayo. (§. 78, Com. IV. de sus Inst.)

(6) Conforme con Trifonino. (Ley 37, tit. IV, lib. IX del Dig.)

Comentarlo.

Si alienus servus. — Cayo dice (i) que los Sabinianos, á cuya escuela pertenecía, llevaban la opinión que adopta Justiniano en el texto, y que los Proculeyanos, por el contrario, creian que en semejante caso la acción no podia suscitarse mientras el esclavo estaba en potestad de aquel á quien ofendió, pero que cuando salia de ella revivía la acción. Poca duda me parece que admiten los motivos que debieron inducir á Justiniano á preferir aquella opinión.

Sed veleres quidem haec et in flliisfamilias masculis et feminis <kímiscrunt (a). Nova autem hominum conversatio hujusmodi asperitatem recté respuendam esse existimavit, et ab usu communi haec penitús recessit: quis enim patietur, filium suum et máxime fíliam in noxam alii daré, ut pené per corpus pater magis, quám filius periclitetur, cúm in filiabus etiam pudicitise favor boc benó excludit? et ideó placuit, in servos tantummodó noxales actiones esse proponendas, cúm apud veteres legum commentatores invenimus saepiíis dictum, ipsos ftliosfamilias pro suis deliclis posse conveniri (b).

Los antiguos aplicaron esta misma regla a los lujos de familia varones y hembras (o), mas el estado actual de las costumbres rechaza semejante dureza, y asi ha caido absolutamente en desuso. En efecto, ¿qué padre abandonará á su hijo, y aun mas á su hija, en noxa para que asi él padezca mas que el mismo hijo, y saltará sobre los obstáculos que la decencia opone por lo que hace á las hijas? Por esta razón se ha limitado la acción noxal á los esclavos, admitiéndose por lo que hace á los hijos é hijas de familia que puedan ser demandados personalmente, conforme á la opinión de los antiguos comentadores de las leyes (b).

(a) Conforme con Cayo. (§§. 7o, 77, 78 y 79, Com. IV de sus Inst.) (6) Conforme con Juliano. (Ley 34, tit. IV, lib. IX del Dig.)

(1) 6. 78, Com. IV de sus Inst.

Comentarlo.

Veteres admiserunt.—Algunos intérpretes manifiestan la conexión que esto tenia con el derecho público antiguo de los romanos: en efecto, según refiere Tito Livio, el ciudadano que habia cometido un crimen contra los enemigos, era abandonado en noxa á ellos; medio de evitar la reparación que en otro caso podian pedir los agraviados. En la época en que se daban en noxa los hijos y las hijas, una sola emancipación bastaba para que el padre perdiera su potestad (i). Cuando el hijo de familia habia satisfecho á aquel contra quien delinquió, se hacia sui juris, porque libertado del mancipium no recaía en potestad de su padre. Este derecho que tenian los padres de abandonar en noxa á los hijos desapareció bajo el influjo de las ideas cristianas: abolido respecto á las hijas por el Emperador Constantino, lo fué respecto á los hijos por Justiniano.

Jpsos filiosfamilias pro suis delictis posse conveniri. — Los hijos de familia tenian capacidad para comparecer en juicio, al mismo tiempo que estaban privados de ella los esclavos. Necesario es, sinembargo, convenir en que el recurso que aquí se da á los agraviados no es completo, puesto que la condena que contra los hijos de familia se pronunciara, no podria tener eficacia sino cuando gozaran de peculio, en la parte que cupiera en este, porque los demás bienes que el padre tenia no les correspondían.

[ocr errors][subsumed]

Nuestras leyes de Partidas (2) adoptaron respecto á los esclavos que delinquían, el principio romano de que el señor debia reparar con arreglo á las leyes el daño que ocasionaban, ó entregarlos en noxa.

[merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

rint, noxalis actio lego duodecim tabularum prodila est (quae animalia, si noxa) dedantur, proficiunt reo ad liberationem, quia itá lex duodecim tabularum scripta est); puta, si eijuus calciirosus calce percusserit, aut bos coma petare solitus petierit. Hsec autem actio in his, qua3 contra iraturam moventur, locum habet; ceterúm, si genitalis sit feritas, cessat. Deniqué, si ursus fugit á dominó, et sic nocuit, non potest quondám dominus convenir!, quia desinit dominus osse, ubi fera evasit.

en el caso de que por retozos, ímpetu ó fiereza causaren.algún daño: con arreglo á. cuya ley su dueño queda libre si los abandona en noxa); por ejemplo, si un caballo coceador diere una coz, ó un buey acostumbrado á embestir hiriere á alguno. Esta acción tiene lugar cuando el daño ha sido causado por un animal que naturalmente no se mueve á hacerlo; pero cesa cuando es en él natural la fiereza. Por último, si un oso causa un daño después de huir de su amo, no puede este ser demandado, porque no es ya dueño desde que se le escapó la fiera.

Conformo ron Ulpiano. (g§. inicial, 4, 7 y 10, tit. I, lib. IX del Dig.)
Comentarlo.

Animalium.—La ley de las Doce Tablas hablaba únicamente de los cuadrúpedos, y solo á ellos so refiere la rúbrica do este título. En el texto, sin embargo, se usn de la palabra animalia que comprendo á los demás animales, porque la jurisprudencia dio en este. punto estension á la ley, concediendo una acción útil á aquellos que fueran perjudicados por animales que no estaban comprendidos en la espresion literal de la de las Doce Tablas (1).

Noxalis actio. — No se crea que por ser noxal la acción de pauperie, carece de existencia propria; la tiene en efecto, si bien lleva consigo la circunstancia de que el demandado se liberta déla acción abandonando en noxa al animal que causó el daño.

Proficiunt reo ad liberationem.—Aunque por regla general se liberta el dueño del animal que cometió un daño entregándolo en noxa, en algunas ocasiones se le castiga con mayor rigor, como sucede, por ejemplo, si sabiendo el vicio del animal le permitiera vagar ó lo instigase para que cometiera el daño (2).

Equus calcitrosus, bos cornu, petere solitus.—Los ejemplos que aquí se ponen son de animales domésticos, cuyos daños deben precaverse por los encargados de su cuidado. Bajo la palabra has se comprende solamente el ganado vacuno manso , no el bravo.

[ocr errors][ocr errors]

Genilalis feritas.— Opónense estas palabras á las acequia ealcitrosus y bos'cornu pelere sólitas, es decir, se ponen en contraposición los animales fieros á los mansos.

Pauperies autem est damnnm sine injiiriA, facientis datum: nec enim potest animal injuriam fecisse dici, quod sensu carel.

Llámase pauperies el daño causado sin mala intención del que lo hace. Y no puede decirse que un animal hace un daño contra derecho, porque carece de razón.

OR1GBNKS.

Copiado de Ulpiano. ($. 3, ley i, lit. I, lib. IX del Dig.)

Comentarlo.

Sensu caret.—Quiere decir que carece de razón para apreciar el valor do sus actos.

Hsec, quod ad noxalem actionem pertinet. 1 Ceterüm sciendum est, aedilitió edicto prohiben nos canem, verrem, aprum, ursum, leonem ibi habere, quá vulgo iter fit; et si adversüs ea factum erit, et. nocitum homini libero esse dicetur, quod bonum et sequuin judici videtur, tanti dominus condemnetur, celerarum rerum, quanti darnnum datum sit, dupli (a). PraHer has autem ajdililias actiones et de pauperie locum habebit. Nunquám enim actiones, prajsertim poenales, de eádem re concurrentes, alia aliam consumit (b).

Esto es lo que se refiere á la acción noxal.

Ademas debe saberse que está prohibido por el edicto edilicio tener un perro, un verraco, un javalí, un oso, un león en la via publica. Si se contraviniere á esta prohibición y se causare un daño á un hombre libre, el dueño del animal deberá ser condenado á aquello que el juez estime justo y equitativo: la condenación será en el duplo del daño causado en las demás cosas (o). Ademas de estas acciones edilicias, tendrá también lugar la depauperte. Cuando para el mismo objeto hay diferentes acciones, especialmente penales, el ejercicio de una no impide el de las otras (b).

(a) Tomado de Ulpiano. (Leyes 40 y 42, tit. I, lib. XXI del Dig.
(6) Copiado de Ulpiano (Ley 130, tit. XVII, lib. L del Dig.)

Comentarlo.

De pauperie locum habebit.—Entiéndese esto de la acción útil de pauperie, en el caso de que la fiera que hizo el daño esté todavía en poder de su dueño.

Alia aliam consumit.—Para que una acción pueda destruir á otra es menester que ambas tengan relación entre sí, bien por la causa, ó bien por el objeto. Cuando la tienen solo por la causa, si el demandante intenta la aecion que le produce mas ventajas, la otra queda estinguida; si por el contrario entabla la menos ventajosa, la otra queda"subsistentc"en la parte que contiene mas que la entablada (1). Si ambas acciones dimanan de una misma causa, y tienen también la misma cosa por objeto, el demandante puede elegir la que quiera: mas la elección de la una estingue la otra (2). Como la concurrencia es mas frecuente cuando se trata de delitos, por eso el Emperador dice prcesertim panales.

[merged small][ocr errors]

Lo que el Emperador dice en este titulo respecto al daño caucado por los animales, se baila también establecido en nuestras leyes de Partida (3).

TITULUS X.

De hit , per quos agere possumui.

TITULO X.

De tai personas por quienes podemos ejercitar acciones.

Después de haber hablado el Emperador en los títulos precedentes de las acciones en virtud de las cuales alguno puede ser demandado por un hecho que no es suyo, pasa ahora á hacerlo de las personas por medio de las cuales, ó bien pueden presentarse las demandas, ú oponerse las escepciones.

[merged small][merged small][ocr errors]
« PreviousContinue »