Page images
PDF

de aquí que estas acciones unas veces se presentaban como una sola, y otras como diferentes. La acción de peculio llevaba ú la tributoria la ventaja deque el que había sido pagado en virtud de ella, nada tenia que ver con los otros acreedores del peculio que se presentaban después, lo que no sucedía en la tributoria, en virtud de laque aquel que era pagado, debia dar caución de traer á distribución, en el caso de que se presentasen otros acreedores, lo mismo que habia recibido.

Ante deducitur.—No pudiendo haber con arreglo.al derecho civil obligaciones entre el señor y el esclavo, el derecho pretorio vino á modificar este rigor en los términos que espone el texto.

Vicario sao—En otros lugares he manifestado que se llamaban esclavos vicarios los que constituían parte del peculio de otro esclavo.

5 Ceteriun dubium non est, quin is quoqué, qui jussu domini contraxerit, cuique institoria vel excrcitoria actio compotit, de peculió, deque có, quqd in rem domini versum est, agere«possit: sed erit stultissimus, si, omissá actione, qua facitlimé solidum ex conlraclu consequi possit, se ad difficultatem perducat probandi, in rem domini versum' esse,vel habere servum peculium, et tantum habere, ut solidum sibi solví possit. Is quoqué, cui tributoria actio competit, sequé de peculio et in rem versó agere potest (o): sed sané huic modo tributoria expedit agere, modo de peculió etin rem versó. Tributoriá ideo expedit agere, quia i 11 e a dominicondilio precipua non est, id est, quod domino debetur, non deducitur, sed ejusdem juris est dominus, cujus et ceteri creditores: at in actione de peculió ante deducitur, quod domino debetur, et in id, quod reliquum est, creditori dominus condeinnatur (b). Rursíis de peculió ideó expedit agere, quod in hac actione totius peculii ratio habetur, at in tributoriá ejus tantum, quod negoliatur, et potest quisque tertia forte parte peculii aut quartá vel ctiam minimíi negotiari, majorera autem parten) in pnediis et

Es indudable que aquel que lia 5 contraído con el esclavo que habia recibido al efecto órden de su dueño , y aquel á quien compete la acción institoria ó exercitoria pueden igualmente entablar la de peculio y de 'in rem versó; pero serán muy necios si omitiendo la acción en virtud de la que pueden conseguir fácilmente todo lo que se les debe por consecuencia del contrato , se esponen á la dificultad de probar que el contrato se ha convertido en utilidad del señor, ó que el esclavo tiene un peculio suficiente para pagarles toda la deuda. También aquel á quien compete la acción tributoria puede entablar igualmente la de peculio (a) y de írt rem versó, pero á este unas veces es mas útil entablar la tributoria, y otras la de in rem versó. Le es mas útil entablar la acción tributoria, porque en ella el señor no es de mejor condición que los otros acreedores, esto es, no se deduce lo que se le debe, y es igual á todos los demás; pero en la acción de peculio se deduce antes lo que se debe al dueño, y este solo es condenado respecto al acreedor del esclavo en lo que resta del peculio (b). Por otra parte el acreedor tiene interés en entablar la

mancipiis, aut fencbri pecunia habere. Proút ergo expedit, ita quisque vel hanc aclionem vel illam eligere debet: certe, qui potest probare, in rem domini versum esse, de in rem versó agoré debet (c).

acción de peculio, porque todo el peculio es objeto de ella, mientras que la acción tributoria solo recae en la parte del peculio destinada á comerciar , y el esclavo puede no haber puesto en el comercio mas que la tercera, la cuarta ó una mínima parte del peculio, teniendo empleada la mayor parte de él en heredades, esclavos ó dinero dado á interés. Cada uno, pues, debe elegir entre estas acciones la que mas le convenga; pero aquel que pueda probar que la utilidad del negocio ha sido toda para el dueño del esclavo con quien contrató, debe entablar la acción de in rem versó [c).

UKIGENES.

(a) Tomado do Cayo. (§. 74, Com. IV de sus Inst.)

(6) Conforme con Ulpiano (§. inicial, ley 1, tit. IV , lib. XVI del Dig.)

(e) Tomado de Cayo. (§. 74, Com. IV de sus Inst.)

Comentarlo.

Qui jussu domini contraxerit, cuique institoria vel exerciloria actio competit.—Aquellos á quienes corresponden las acciones de peculio y de in rem versó, no tienen siempre la de quod jussu, la exercitoria, la institoria, y la tributoria, sino cuando con arreglo á lo que se ha esplicado en los párrafos anteriores, haya lugar á cada una de ellas. Poro cualquiera que tenga una de estas últimas acciones puede intentarla ó preferir las de peculio y de in rem versó, eligiendo la que mejor le convenga, atendidas las circunstancias particulares del caso. Es tan clara la esplicacion que de esto hace Jusliniano en el texto, que no necesito detenerme en ella.

Sed erit stultissimus — Empléase aquí esta frase , porque solo puede calificarse de necedad ó de locura la elección de una acción menos ventajosa' cuando hay otras que conducen ú mejores resultados, mucho mas considerando que en el acto de elegir una acción

se estinguen las otras.

6 Quse diximus de servó et dominó eadem intelligimus et de filió et filia aut nepote, et patre avóve, cu

7 jus in potestatc sunt (o), lllud proprie servatur in eorum persona

Lo que hemos dicho del esclavo 6 y del señor es aplicable al hijo y á la hija, al nieto y á la nieto y al padre y al abuelo en cuya potestad estan (o). Obsérvase, sin embargo, 7 quod senatus consultum Maccdonianum prohibuit , mutuas pecunias dari eis, qui in parentis erunt potestate; et ei, qui crediderit, denegatur actio , tara adversüs ipsum filium filiamve, nepotem neptemve (sive adhüc in potestate sunt,sive morte parentis vel emancipatione suas potestatis esse creperint), quara adversüs patrem avumve, sive habeat eos adhüc in potestate, sive emancipaverit. Quae ideó senatus prospexit, quia sxpk onerati a;re alienó creditarum pecuniarum, quas in luxuriam consumebant, vitae parentum insidiabantur (b).

respecto á estos que el senado-consulto Macedoniano prohibió dar dinero en mutuo á los que estaban en potestad de sus ascendientes: á aquel que lo diere se niega toda acción contra el mismo hijo ó hija, nieto ó nieta (bien estén constituidos en potestad, bien se hayan libertado de ella por la muerte del padre ó por la emancipación), del mismo modo que contra el padre ó el abuelo, bien los tenga en potestad ó bien los haya emancipado. Decidiólo así el senado, porque frecuentemente los hijos de familia, agobiados con las deudas que consumían en desórdenes, atentaban á la vida de sus ascendientes (i>).

(o) Conforme con Ulpiano. (g. 4. ley 1, tit. IV. lib. XVI del Dig.)

(6) Conforme con Ulpiano. (§. inicial, ley 1, tit. VI, lib. XIV del Dig.)

Comentarlo.

Eadem intelligimns—Repítese aquí la misma idea enunciada en el párrafo inicial de este título.

Senatus consultum Macedoniannm.—Tácito refiere este senadoconsulto al imperio de Claudio, y Suetonio dice que su autor fué Vespasiano. Pudo suceder muy bien, según la conjetura de Pedro Fabro, que Vespasiano que obtuvo el consulado en el imperio de Claudio lo propusiera ni senado; resultando de aquí que unos se lo atribuyeran al cónsul proponente y otros al príncipe. Pothier es de opinión que establecido el senado-consulto por primera vez en tiempo de Claudio, fué renovado después en el de Vespasiano. En otro lugar (1) he dicho que este senado-consulto es el único que recibió la denominacion'del hombre que con su maldad dio lugar á que se estableciera. No se sabe si este nombre era de un usurero célebre ó de un hijo de familia entregado á toda clase de desórdenes,; de cualquier modo el senado-consulto quiso reprimir la avaricia de los usureros y consultar á la moralidad de los hijos.

Mutuas pecunias dari. — Limitase la prohibición del senado-con

(I) En el comentario al <¡. J, tit. II, lib. I do estas Inst.

sulto Macedoniano al contrato de mutuo cuando consiste en dinero, pero no alcanza á los demás contratos, a no ser <|ue se liagan en fraude del senado-consulto (i). Indiferente es para que tenga fuerza que se haya prestado el dinero con usuras ó sin ellas (2). Pero no por esto debe creerse que está despojado do toda acción el que presta dinero á un hijo de familia que por razón de estudios ú otra causa loable se halla ausente de la casa paterna, y necesita lo que toma en mutuo para sus gastos indispensables, con tal que el que se le dé no esceda de lo que sin duda no le negaria, si estuviera presente, un padre dolado de prudencia (3). Es claro que el senadoconsulto no tiene lugar en el caso de que el dinero recibido en mutuo se haya convertido en utilidad del padre (i), y mucho menos cuando este haya consentido en el préstamo (5).

In parentis poteslate — Como los hijos en el peculio castrense y cuasi-castrense se reputan como padres de familia, no se cstiende á ellos, en cuanto alcance dicho peculio, la jirohibicion del senadoconsulto Macedoniano (6), del que está completamente libre el que se halla militando (7).

8 Illud in summfi admonendi su- Por último, debemos advertir que 8 mus, id, quod jussu patris domi- lo que se puede pedir del padreo nive contractum fuerit, quodque in del señor por la acción quod jiissu rem ejus versum erit, directo quo- ; ó por la de in rcm versó, puede quéposse á paire dominare condi- también solicitarse por la condicci, tamquam si principaliter cum : cion directamente, como si se huipsó negotium gestum csset. Ei quo- j hiera contratado con el padre ó con qué, qiti vel exercitoriá vel instito- 1 el señor en persona. Podemos tamriá actione tenetur, directo-posse | bien entablar directamente la concondici placet, quia hnjus quoqué- dicción contra aquel á quien tenejussu contractum intelligitur. mos facultad de perseguir por la

acción exercitoriá ó institoria, puesto que por orden suya se ha contraído la obligación.

ORIGENES.

Conforme con Labcon. (Ley 8i, tit. II, lib. XVII del D¡V)

[ocr errors]

Comentarlo.

Directo posse á paire dominóve condici.—Los jurisconsultos introdujeron la condiccion en este caso, dando asi además del medio indirecto que antes existia en virtud del derecho pretorio, otro medio directo. La condiccion no nace en este caso del contrato en que ha tenido parte el esclavo. Para comprender mejor esto, debe observarse que la condiccion en el siglo mas floreciente de la jurisprudencia tomó una estension de que antes carecía, pues se concedió contra los que de cualquier modo se hubieran enriquecido con perjuicio de otro, y contra aquellos que sin tomar parte en un contrato, hubieran, sin embargo, ejercido una influencia tal que moviera á las partes á celebrarlo por la confianza que babian hecho que la una tuviera en la otra (i). H(í aquí la razón por que cuando la utilidad habia sido para el señor, de in rem versó, ó cuando el esclavo habia estado especialmente autorizado para contratar, quod jussu, ó generalmente cuando habia lugar á las acciones exercitoria ó instítoria, se daba la condiccion contra el dueño. Respecto do las acciones tributaria y de peculio no concurrían los motivos que en los casos en que competían las quod jussu, exercitoria, institoria y de in revi versó dieron origen ¡i la condiccion; por esto Justiniano no habla aquí do las primeras.

Compataciítu. ce \cU> OocUmaA ce cite tiliiW* Cíuí \<\A ecl ceiccuo

De las diversas materias que comprende este título solo se encuentran espresamento establecidas en nuestras leyes las que entre los romanos daban lugar á las acciones exercitoria é institoria, y al senadoconsulto Maccdoniano.

Las mismas obligaciones que producían por derecho romano las acciones exercitoria é institoria, recaen entro nosotros sobro los comitentes en virtud de los contratos celebrados por los factores y mancebos de comercio, y sobre los navieros en virtud de las obligaciones contraidas por los capitanes, patrones ó maestres (2), con arreglo á las leyes comunes y á las mercantiles que desenvuelven muy especialmente esta clase de contratos.

Las leyes de Partidas (3) admiten las mismas doctrinas que las romanas respecto al mutuo contraído por los hijos de familia; mas

[ocr errors]
« PreviousContinue »