Page images
PDF

Comentarlo.

Servís nulla injuria ¡icri inlelligitur.-—El esclavo no tenia capacidad alguno jurídica , y no estaba de consiguiente en el mismo caso que el hijo de familia: la injuria que se le hacia no se reputaba como tal, á no ser que viniera á redundar en la persona de su señor, el cual entonces solo tenia una accionen nombre propio. La humanidad aconsejó en esta ocasión, como en tantas otras, una mitigación del rigor de los principios Al efecto introdujo el pretor en su. edicto una acción de injurias especial, cuando hubiera sido golpead^ gravemente el esclavo ó sujetado a tormento sin orden de su señor, y previo conocimiento de causa,' en los casos que tuvieren menos gravedad (i). El conocimiento, dé causa era para fijar la condena con relación á la injuria hecha al esclavo, teniendo en consideración su calidad, su conducta y el oficio que desempeñaba (2). Si las injurias eran leves o no pertenecían á la clase de reales ni estaban inferidas en un libelo infamatorio, no babia lugar á la acción de injurias, sino en cuanto vinieran á ceder en vituperio del señor (3). Mas aun en los casos en que la acción de injurias se daba por la hecha al esclavo, competía al señor entablarla, porque en él estaba absorvida la persona de su esclavo.

Quia ipsis fit injuria.—Entiéndese esto en el caso de que las in- • jurias sean de aquellas que vengan á refluir en vituperio de los señores. Mas si se trata de perseguir la injuria hecha al esclavo sin consideración á los señores por el remedio pretorio de que se acaba de hablar, la acción se dividirá entre ellos proporcionalmente á su parte de dominio.

Magis Mcevio injuria fieri inlelligitur. — Fúndase esto en la presunción de que se ha querido hacer la injuria al propietario; mas esta presunción cede cuando los hechos demuestran que. el escarnecido fue el usufructuario y no el señor (4). Es claro que cuando no se trata del agravio hecho al señor ni al usufructuario, sino de perseguir por la acción pretoria la injuria grave inferida al mismo esclavo, solo el señor es quien puede entablarla".

[merged small][merged small][ocr errors]

marics pccnw crant constituía;, quasi in magnA veterum paupertate. Sed postea pratores permittebant ipsis, qui injuriam passi sunt, eam aestimare: ut judex.vel tanti condemnet, quanti injuriam passus xstímaverit, vel minoris, proüt ei visum fuerit (o). Sed preña quidém injuria1, quw ex lege duodecim tabularum introducta est, in desuetudinem abiil; quam autem pretores introduxerunt, quoe eliam honoraria appellatur, in judioiis frequentatur. Nam socundúm gradum dígnkatis vitaeque honestatetn crescit aut minuitnf (Bstimatio jnjuriae; qui gradus condemnationis et in servili personá non immeritó servatur, ut aliud in servó actore, aliud in inedii artus homine, aliud in yilissimó vel coniflcditó constituatur (i/).

hueso, habia establecidas penas pecuniarias con relación á la gran pobreza de los antiguos: mas después los pretores permitían A. los que habían sufrido la injuria hacer la estimación del daño, para que el juez condenase al culpable í pagar toda la estimación , ó la redujese según lo conceptuase conveniente (a). La pena establecida por la ley de las doce tablas cayó en desuso; y la introducida por los pretores, que se llama también honoraria, es la que se sigue en los juicios. La valuación de la injuria ya se aumenta, ya se disminuye, con arreglo al grado de dignidad y á la consideración moral de que goza la persona injuriada: esta misma gradación debe con razón observarse cuando los injuriados son esclavos, de modo que no se equiparen los que administran los negocios del señor, con los que tío— neto un empleo de mediana clase , 6 con los que están destinados ¡i ocupaciones vjlíslmas, ó por último con .los. que sé hallan aherrojados {b).

(o) Tomado de Cayo. 85» j 221, Coro". III de sus Irist.)

(6) Conforme con Ulpiano. (§. 44,'ley .15, Ut. X, lib. XLVII del Dig.)

Comentarlo. ■

Talio erat.—Las palabras de la ley de las Doce Tablas referentes á la ruptura de un miembro, eran: Ski Memuiu M Rupit'm Com Eo Pacit Talio Esto», es decir, que si el quo habia hecho la injuria de romper á otro un miembro, no se arreglaba con él respecto á la indemni7 zacion que debía darle por el daño, el injuriado tenia el derecho ¡de romperle otro miembro igual.,La pena del falion, esta'pena de venganza tan prodigada por los antiguos legisladores; fué adoptada también por los romanos y seguida por mucho tiempo, hasta que los progresos de la civilización y de la ciencia consiguieron desterrarla.

Propter ossum fraclmn nitmmarico poetice erant constituios.— La pena que so imponía en las leyes de las Doce Tablas por la injuria que se hacia al hombre libre rompiéndole un hueso, consistía en trescientos ases, y en ciento cincuenta cuando era esclavo el injuriado. Por injuria mas leve, bien fuese real ó verbal, se incurría en la pena de veinticinco ases, Sei Inioumam F.vxit Xxv \ mus Poenae Suntod. In desuetudinem abiit.—La crueldad de las leyes de las Doce Tablas por una parte, y la insuficiencia de sus penas pecuniarias por otra, fueron causa de que el pretor introdujese penas ya menos duras, ya también mas eficaces.

Sed et lev Cornelia de injuriis loquitur, et injuriarum actionom introduxit. Quae competü ob eam rem, quod se pulsatum quis verberatumve, domumve suam vi introitum essc dicat (a). Domum autem accipimus,sive in propriadomó quis habitat, sive in conducta, vel gratis, sive hospitio receptus sit (6).

Pero ademas la ley- Cornelia tra- 8 ta de injurias, y ha introducido una acción para los casos en que alguno se queja de que le han pegado, le han apaleado, ó han entrado en su casa por fuerza (o). Entendemos aquí por su casa, o bien la propia en que uno habita, ó la alquilada, ó aquella en que .uno vive de valde 6 es hospedado (b).

(o) Tomado de Ulpiano. (S. inicial, ley 5, tit. X, lib. XLVII del Dig.) (b) Tomado de Ulpiano. (g. 2 de la misma ley.)

Comentarlo.

¡¿ex Cornelia.—Aunque comunmente se cree que la ley Cornelia de que aquí so trata, era una ley especial que se referia alas injurias, es lo mas probable que sea la Cornelia de sicariis de que se habla en el último título de estas Instituciones, ley que se hizo en la dictadura de Sila.

Competit ob eam rem.— A Ios-tres casos que enumera el texto, se limitaba la ley Cornelia en la parte referente á las injurias.

Pulsatum verberatumve.—La diferencia que había entre estas palabras , según dice Ulpiano con relación á Otilio (1), era que verberare significaba pegar causando dolor, y pulsare no causándolo.

[merged small][merged small][ocr errors]
[ocr errors]

patronoque fíat a liberte vel liberlis: alitér enim senatoris et paren lis, patronique, alitér extranoi et humilis personas injuria a?stimatur) (b), nonnumquam et locus vnlneris atro'ccm injuriam facit (veluti si in oculó quis percussus sit) (c); parvi autem referí, utrúm patrifamilias, an filiofamilias talis injuria facta sit; nam et hrec atrox a;stimabitur (d).

condición humilde (a), ú al ascendiente ó al patrono por sus hijos ó por sus libertos, porque de otro modo se estima la injuria inferida al senador, al ascendiente y al patrono, que la inferida a un estraño ó á una persona de condirion humilde) (b¡. En algunas ocasiones el- Iingar en que se causa la herida hace que la injuria sea atroz (como sucede cuando uno es herido en un ojo) (c). Poco importa que sea un padre ó un hijo de familia el qiíe haya recibido tal injuria, porque en este último caso también será atroz [d). .

ORLCENES. •

(o) Copiado de Cay i). (J. 22-j , Com. III de suslnsl,) *

(6) Conforme con Utpiano, (J. 8, ley 7, tit. X. lib. XLVII del Dig.)

(c) Conforme con Paulo. (Ley 8 del mismo título y libro,

('i) Copiado de lUpiano. (§. 2, ley 9 del miámn titulo y libro.)

Guiiieniurlo. • •

'Atrox injuria.—Interesante es fijar bien la significación de la frase injuria atroz, no solo por la diferencia que producía en cuanto ;'t la represión penal (1), sino también porque á veces servia para conocer si era ó no licito al injuriado entablar la acción de injurias. Asi se ha visto en el párrafo tercero de este mismo título, que se requería que la injuria hecha al esclavo fuera atroz para .que pudiera su" señor entablar acción en representación de él; asi también se halla establecido espresamente quo es necesario que la injuria sea atroz paro que el liberto tenga acción contra su patrono, ó el hijo que ha-salido de potestad, contra su padre (2). El pretor al dar el juez y la fórmula, solia fijar el máximum de la pena, y aunque el" juez podía condenar al injuriante en menor cantidad, sin embargo, imponía generalmente el máximum señalado, por respeto á la autoridad del pretor (3). •

10 In stimmá sciendum est, de omni injuria eum, qui passus est, posse vel criminaliter agere, vel rinilitbr.

En fin, debe saberse que el que ha recibido injuria puede entablar una acción criminal ó una acción

[ocr errors]

4

F.t, si qnidém civilitér agatur, scstimatione factá, secundúm quod dictum est, poena imponitur. Sin autem criminal iter, offició judiéis extraordinaria prpna reo irrogatur (a): hoc videlicét observando, quod Zenoniana constitutio introduxit, ut viri-iIlustres, quique supra eos sunt, et per procuratorem possint actiouem injuriaruni criminaliter vel persequi, vel suscipere, secundúm ejus tenorem, qui ex ipsa manifestiüs apparet (b).

.' ORIGENES.

(0) Conforme con Marciano. (%. i, ley 37, tit. X, lib. XLVII del Dig.)

(b) La constitución A que se refiere es la ley H, tit. XXXV, lib. IX del CAA.

• Comentario.

Criminalitér, vel civilitér.—Lo mismo, según so ha visto > sucedía con los delitos de hurto y de robo, y aun con el de daño que se castigaba por la ley Aquilia en el caso de que fuera muerto un esclavo. La acción de injurias, tal como aquí se considera, es una acción dirigida á obtener una condenación pecuniaria á favor del injuriado, es una acción privada; pero podía también entablarse una acción pública criminal: asi dice Paulo en sus Sentencias (1), que á veces llegaba á imponerse por castigo de las injurias la pena capital, á veces las de destierro, minas, relegación á una isla, ó degradación del orden á que se pertenecía (2); á veces penas arbitrarias y estraordinarias (3); á veces la de infamia (4), y por último , consta que á los esclavos que cometian una injuria atroz, se castigaba con la de minas, y si era leve la injuria, después dp azotados, se los entregaba á sus dueños para que estuvieran temporalmente en prisiones.

Per procuratores.—El que entablaba la acción civil de injurias, asi como el que se defendía de ella, podían hacerlo por medio de procurador, ó de tutor, ó de otro, representante legitimo (5). Por el contrario, respecto á la acción criminal, había la regla general de que

(1) SS- * y i*. +ít, iv, i¡b. v.

(S) §§. 8,11,14, 45 y 17 del mismo litólo y libro.

(3) 55. 7. H , 16, 17 y 21 del mismo tilolo y libro.

(4) 19 y 20 del mismo titulo y libro.

• (5) §.1, ley 42, tit. III, lib. III; y §. 2, ley 11, tit. X, lib. XI.Vil del Dig.

civil. Si entabla la acción civil, hecha la estimación, se impone una pena según lo referido anteriormente: si entabla la acción criminal, entonces el juez, en virtud de su oficio, señala una pena extraordinaria al injuriante («): mas en este caso debe observarse una constitución del Emperador Zenon que permite á las personas ilustres ó á los que son de una dignidad superior intentar criminalmente la acción de injurias, ó defenderse de ella por medio de procurador, como puede .verse mas claramente por su contexto (b).

« PreviousContinue »