Page images
PDF

ORIGENES.

Tomado de Cayo. (§. 220, Com. III de sus Inst.)
Comentarlo.

Non solüm.—La injuria puede hacerse con palabras ó con liedlos (1), pero en todo caso es menester que exista intención de injuriar (2). Por lo tanto, todos los que no conocen el valor moral de sus acciones no pifeden injuriar; en este caso se hallan el demente y el impúbero que no es capaz de dolo, si bien pueden ser injuriados, porque lo puede ser el que no conoce la injuria. Consecuencia de esto es, que el que pega á otro jugando ó luchando con él, no está obligado por la acción de injuria (3), ni el que maltrata al hombre libre que creia esclavo suyo.

Pugnó, fustibus.—La injuria que so hace poniendo a uno violentamente las manos, es una injuria real (4): lo es también la que sin llegar á este estremo, se comete por medio de hechos que se dirijan á afrentar á alguno. Asi sucederá en el caso de que para infamar á un hombre libre, se le reclame en juicio como si fuera esclavo (5); ó se entable contra él una demanda en concepto de deudor sin serlo (C); ó se le prohiba usar de las cosas públicas ó comunes (7); ó se mutile la estatua de uno de sus ascendientes (8), ó en otros casos semejantes.

Convicium factum fuerit.—rEslo es una injuria verbal, aunque no es necesario para que haya acción de injurias que estas se cometan con el escándalo do la mencionada en el texto. La palabra convicium, según Ulpiano (!)), trae su origen de que son varios los que so reunen, ó los que juntos injurian á voces, convicium autem dicitur vel á concitatione, vel á conventu, hoc est á collatione vocum: cüm enhn in unum complures voces conferuntur, convicium appellutur, quasi convocium. Infiérese de aquí que no toda injuria verbal está comprendida, bajo la denominación de convicium, sino la que se hace á voces y llamando la atención, bien sea uno ó muchos los que griten. Por esto de cualquier otro modo con que se tratare de rebajar el buen nombre y la opinión de la persona (10) habrá injuria.

Suelen suscitar aquí los intérpretes algunas cuestiones de que

[ocr errors]

liaré una ligera indicación. La primera es si la verdad de la injuria escusa al injuriante. La opinión general es que escusa'en caso de que lo que se eche en cara sea un delito, porque, como dice Paulo (1), conveniente es que se sepan los hechos de los criminales; pero no cuando se trata de defectos físicos ó de cosas cuyo descubrimiento no es interesante. La segunda cuestión es si se libertará de la acción el que cuando injuria protesta que no tiene intención de injuriar; en este punto también me parece acertada la-opiniftn general de los intérpretes, que creen que una manifestación hipócrita desmentida por los hechos y que mas bien sirve para agravar que para atenuar laafrenta, no debe servir de escusa al que hace, á una persona blanco de vituperio.. Refiérese la última cuestión á si será lícito al injuriado devolver injuria por injuria: pareceme que en este caso, si hade quedar al primer injuriado salvo el derecho para entablar acción por la que se le infirió, es necesario que la que él haga se limite solo á vindicar su honor ultrajado, por ejemplo, contestando al que le injuria que miente; pero si infiere otra injuria inconexa coji la primera, implícitamente renuncia al derecho de quejarse, puesto que si fué injuriado, también ha sido injuriante.

Libellum aut carmen.—La injuria por escrito generalmente se computa en la clase do las injurias verbales; su especie principal es la del libelo infamatorio, libellus ó carmen famosum , injuria que por su gravedad y trascendencia y por la facilidad de cometerse impunemente ha sido siempre objeto de una represión severa. La ley de las Doce Tablas castigaba á su autor con la pena capital, pena mitigada posteriormente por la ley Cornelia, que solo imponía la de inte»table (2), la que era ostensiva al que daba publicidad al libelo que encontraba y que debia destruir. Pero convienen generalmente los intérpretes .en que esta pena solo debia tener lugar en el caso de que por el libelo se imputara á alguno un delito capital para crearle un peligro, porque entonces se verificaba que el autor de la injuria fue,ra castigado con la misma pena que merecía el delito que á otro atribuía , y'que en los demás casos habría solamente lugar á una acción estraordinaria.

Matremfamilias. — Bajo esta denominación se comprende aquí toda mujer que vive honestamente, bien sea casada ó viuda, ingenua' ó libertina (3).

Pratextatum prwtextatamve.— Esto es, el joven ó.la jóven que llevaban aun la pretexta, trage que no dejaban hasta llegar á la pubertad.

(1) §. inicial, ley 18, lit. X, lib. XLVII del ¿ig.

(2) §. 9, ley •*> del mismo titulo y libro.

(3) g. 1, ley 46, til. «VI, lib. Ldcl I>ig.

Assectatus fuerit.—El verbo assectari significa aquí seguir ú una persona sin hablarla, lo que es una especie ele injuria (1). También se reputa injuria el incitar y provocar á las mujeres por medio de pa- » labras seductoras (2), ó separarlas de la persona encargada do acompañarlas (3); mas se reputaba la injuria menor si las mujeres llevaban el trage de esclavas, y menor aun si vestian el de meretrices (4).

Pudicitia attentata.—Bajo estas palabras se comprenden todos los los medios que se ponen en juego para atentar contra el pudor de una persona (5).

Patitur autem quis injuriam non solíim per semetipsum, sed etiam per liberas suos, quos in potestate habet; itém per uxorem suam, id enim magh pravaluit.- Itaque si filia! alicujus, qua> Titiu nupta cst, injuriam, feceris, non'solitm filia nomine tecuui injuriarum agi polest, sed etiam patris quoque et mariü nomine («). Contra autem, si viro injuria facta sit, uxor injuriarum agere non potest: defendí enim uxores á viris, nori viros ab uxoribus, ajqirum est (b). Sed et sorcr nurus nomine, eujus vir in potestate est, injuriarum agere potest (c).

Uecibese una injuria no solo por si mismo, sino también por los hijos que se tienen en potestad y por la mujer propia, respecto a la cual ha prevalecido también esta opinión. Por lo tanto si hicieres una injuria ;i la hija de uno que esti casada con Ticio, no solamente podnl entablarse la acción de injurias en nombre de la hija, sino también en el de su padre y en el de su marido (o). Por el contrario, si' se ha hecho una injuria al marido, la mujer no puede entablar la acción, porque ;i los maridos corresponde defender á las mujeres, y nx> á las mujeres defenderá los maridos [b). E) suegro puede entablar la acción de injurias en nombre de la nuera cuyo marido está en su potestad (c).

(a) Tomado de Cayo. (§. Itl, Com. III de sus Inst.)

(b) Tomado de Paulo (Lev 2, tit. X, lib. XLYH del Dig.)

(c) Conforme con UlpianW. (§.*, ley 1 del mismo titulo y libro.)

Comentarlo.

Per liberos, quos in potestate habrl. — Cuando se injuria á un hijo que está constituido en potestad del padre, realmente se cometen dos injurias, una ¡Ha persona injuriada, otra á aquella á quien está

[ocr errors]

sujeta (1); poro si el injuriado es un esclavo, no habrá mas que una injuria, por las razones que en el párrafo siguiente se esplican. Si .alguno injuriase al hijo de familia creyendo que era padre de familia, realmente habrá solo una injuria al hijo y no al padre (2); pero si sabia que era hijo de familia, aunque ignorase.quién era su padre, no hay duda que nacerán las dos acciones de que se ha hablado (3). Es claro que el derecho de entablar la que compete en nombre del hijo pertenece al padre, del mismo modo que el de reclamar en el suyo propio (4). Cuando los hijos habían salido de la patria potestad, ageno era el padre á la injuria que se les infería. En algunos casos permitía el pretor que los hijos entablasen por sí mismos acciones en razón de las injurias que se les habían hecho, por ejemplo, cuando el padre se hallaba ausente ó sin procurador (5).

Id enim may'is pravaluit.— La injuria que se hacia á la mujer que por contraer matrimonio según uno de los ritos solemnes se hacia hija de familia, conveniebat in manumviri, era del mismo carácter que la do todos los hijos que estaban en potestad,-y de consiguiente nacían las dos acciones de que antes se ha hecho mención. Pero no era necesario que el marido tuviera la potestad de padre de familia sobre su mujer, para que por la injuria que á esta se dirigía se reputara personalmente injuriado: el deber de protección que pesaba sobre él bastaba para que sus personas se reputaran identificadas en el particular. Esto sin duda quieren decir las palabras del texto: id magispravaluit. El mismo derecho se hizo estensivo al desposado respecto de las injurias que se hacían á su desposada (6).

Non solúm filice nomine.—^Por esta combinación resultaba á las veces que. de una misma injuria hecha á la mujer nacieran tres acciones: la que correspondía al marido ó al esposo en su propio nombre, la que competía á la mujer, y la que el padre tenia. Estas dos últimas debían ser ejercitadas por el padre.

Socer nurus nomine. — Cuando el marido estaba en potestad de su padre y la mujer en la del suyo, nacían cuatro acciones, dos que podia ejercer el padre del marido, tina "n nombre suyo y otra en el de su hijo; y otras dos el padre de la mujer, una también en representación de esta y otra en nombre propio.

Por último, debo advertir que cada una de las diferentes acciones que nacian de una misma injuria daba lugar á distinta condenación, según la diferente posición y dignidad de la persona ofendida,

[ocr errors]

de modo que podían ser diversas á la mujer y a! marido (i).

3 Servís autem ipsis quidem nuila injuria fieri intcUigilur, sed domino per eos fieri videtur: non tamen iisdem modis, quibus etiam per liberos et uxores, sed ¡til, cúm quid atrocius commissum fiierit, et qnpd aperie ad contumeliam domini respicit. Yeluti si quis alienum servum verberavírit, et in liunc casum actio proponitur; at si quis servo convicium fecerit, vel pugnó eum percusserit, nidia in eum aclio domino

i compelit (a). Si communi servo injuria facta sit, toquum est, non pro eá parte, quá dominus quisque est, aíslimationem injuria; fieri, sed ex dominorum persona, quia ipsis fit

5 injuria (b). Ouod si ususfructus in servó Titii est, proprietas Mtevii est, magh Max i o injuria fieri intelligi

6 tur (c). Sed si libero, qui tibi bona íide servit, injuria facta sit, nulla tibi actio dabitur, sed suó nomine is experiri poterit; nisi in contumeliam tuam pulsatus sit, tune enim competit et tibi injuriarum actio. ídem ergo est et in servó alienó bolla fide tibi serviente, ut totions admittatur injuriarum actio, quotiens in tuam contumeliam injuria ei facta sit (d).

las penas respecto al padre , al hijo,

No se considera a los esclavos co- 3 mo capaces de recibir una injuria, mas se reputa que el señor la recibe por ellos: esto no es en los mismos términos que respecto ¡i los hijos y á las mujeres se ha dicho, sino solo cuando las injurias son atroces, ó de un modo claro van dirigidas al oprobio del señor del esclavo. Asi la acción de injurias se concede al señor en el caso de que alguno azotare al esclavo ageno: pero si uno so limitase á decirle palabras injuriosas ú á pegarle con la mano, no habrá ninguna acción contra el (a). Si * se injuriase á un esclavo común, la equidad dicta que la estimación se haga, no con relación á la parte de dominio que cada uno tenga, sino en razón de la persona de los señores, porque estos son los injuriados (b). Si el usufructo del esclavo 5 corresponde á Ticio y la propiedad a Mevio, mas bien se reputará que la injuria se ha dirigido i este ultimo (c). Si la injuriase hiciere á una 6 persona libre que posees de buena fe, no tendrás ninguna acción, porque el mismo injuriado podrá entablarla en su nombre, á no ser que se le haya hecho la injuria para ultrajarte , en cuyo caso te corresponderá la acción. Lo mismo.debe decirse del esclavo ageno que te sirve de buena fi>; la acción de injuria solo te corresponderá, en cuanto la injuria se haya hecho en tu ultraje [d).

[ocr errors][ocr errors]
« PreviousContinue »