Page images
PDF

el de deferirse la sucesión son uno mismo; sino cuando el testamento que era válido deja de tener efecto después de la muerte del testador por la circunstancia de no haber querido el heredero inscrito adir la herencia. En efeclo, la ley no da á ninguno la sucesión ab intestató, mientras puede haber un heredero testamentario; y á veces acontecerá que cuando se defiera la sucesión intestada sea heredero suyo el que no lo era al tiempo de la muerte de aquel de cuya herencia se trata. .1 • . ■ 'i

Si filius exheeredatus fuerit. — Se habla del caso de la deshereda-J cion, porque, eomo queda dicho en su correspondiente lugar, para que valga el testamento en que no se instituye al hijo, es menester' que este sea desheredado espresamente.

Filió mortuó postea.— La aplicación de la doctrina del textp implica necesariamente que el hijo haya muerto en el intermedio, porque si antes quedase desierto el testamento, eí mismo hijo seria here-» dero suyo. ■ ••}

Quia non potuit.— Por ejemplo, por haber muerto el instituido antes de adir la herencia, ó por no haberse cumplido la condición que le fue impuesta;

Solus itwenitur nepos.—El nieto por la muerte del padre, en el Caso del texto, entra á ocupar el primer lugar de la familia. Mas debe tenerse presente que al efecto se requiere también que haya sido con. cebido antes de la muerte del abuelo, porque si. bien por la época del fallecimiento no resulta determinado personalmente el heredero, al menos quedan designadas las personas entre las cuales existe.

Tamen avó vivó conceptas. — Los concebidos, cuando se trata de su interés, se reputan como nacidos, según se ha dicho repetidas veces.

Suus hieres avo non existit.—No puede haber intervalo entre la existencia de aquel do cuya sucesión se trata y la del que le sucede, porque en este último se continúa la persona jurídica del primero.

Nec Ule est inter liberos avo. — La adopción no hace subir el parentesco fingido mas allá del padre adoptivo.

Quantum ad hwreditatem.— Con razón templa aquí el Emperador, las palabras de que antes usó con relación al nieto que había sido concebido después de la muerte del abuelo, nuüó jure cognationis por trem sui patris tetigit, porque en otras muchas cosas, como sucede en las prohibiciones de matrimonios y en el. derecho de patronato,; los nietos que son concebidos después de la muerte del.abuelo se re-: putan descendientes. .. . _. ,.1

Ñeque bonorum possessionem petere.—Las mismas consideraciones que el derecho civil, tomó en cuenta para no reputar como agnados á los descendientes de que se trata, movieron al pretor á no darles como cognados la bonorum posesión.

[graphic]

9 Emancipad autein liberi jure civiíi nihü juris habent i ñeque enim sui haeredes sunt, quia in potestale essé desierunt paren tis, ñeque alió idló jure per legem duodecim tabularum vocantur. Sed praetor, natural i cequit ate motus, dat eis bonorura possessionem Uxde Liberi, perindé ac si in potestate parentis mortis terapore fuissent; sive soli sint, sive cum suis haeredibus concurrant (a). Itaque duobus liberis extantibus, emancipató et qui mortis tempore in potcstati fuerit: sané quidém is , qui in potestate fuerit, solus jure civili hieres est, id est, solus suus haeres est ; sed cum emancipatus benefició praetoris in partem admittitur , evenit, ut suus haeres pro parte haeres fíat (b).

[ocr errors][ocr errors]

Emantipati liberi. — La doctrina de este texto no solo es aplicable á Jos hijos emancipados, sino también á sus descendientes, y por"consiguiente á los que tenian el hijo después de la emancipación; á los que, habiendo nacido antes de ella y permanecido por lo tanto en poder del abuelo, no habian entrado en el del padre, y en fin, siem> pre que los descendientes se encontraban por cualquiera circunstancia fuera qpl poder de sus ascendientes (1). Lo mismo sucedería si la patria potestad se hubiera disuelto ó bien por la deportación, ó bien* por la servidumbre de la pena, y obtuviera restitución el condenado (2), aunque no por esto quedaría restablecido el poder paterno;

[ocr errors][ocr errors]

Jure civili nihiljuris habent.—Los hijos emancipados sufrían una capitis-diminucion, por la que perdían el derecho de agnación respecto de la familia á que pertenecían, y-estaban pof lo tanto escluidos de la sucesión con arreglo á la ley de las Doce Tablas, puesto que ni eran herederos suyos ni agnados. #

Ñeque alió ulló jure. — Por las leyes de las Doce Tablas solo eran llamados á suceder los herederos suyos y los agnados: los emancipados no estaban comprendidos en ninguna de estas clases.

Naturali esquítate motusi --^Aunque se haya disuelto el vínculo ci«Ij el de la naturaleza y de la sangre queda subsistente.

In partem admiltitur.— Esto es, la parte que hubiera pertenecido al mismo emancipado si permaneciera en potestad, que es la mitad en el ejemplo que pone el texto.

10 At hi, qui emancipati á párente in adoptiuncm se dederunt, non admittuntur ad bona naturalis patris, quasi liberi, si modo, cum is moriretur, in adoptivá familiá sint (a). Nam vivó emancipati ab adoptivó patre, perindé admitluntur ad bona naturalis patris, ac si emancipati ab ipso essent, nec unquam in adoptivá familiá fuissent; et conveniente^ quod ad adoptivum patrem pertinet, extraneorum locó esse incipiunt (b). Post mortein vero naturalis patris emancipati ab adoptivo, et quantum ad hunc, «que extraneorum locó fiunt, et quantúm ad naturalis parentis bona pertinet, nihilo magis liberorum gradum nanciscuntur (c): quod ideó sic placuit, quia iniquum erat, esse in potestate patris adoptivi, ad quos bona naturalis patris pertinerent, utrúm

4 4 ad liberos ejus , an ad agnatos. Jfínus ergo juris habent adoptivi quám naturales. Namque naturales emancipati benefició prstoris gradum liberorum retinent, licét jure civili perdunt; adoptivi veró emancipati et jure civili perdunt gradum liberorum , et á praetore non' adjuvantur [d). Et recté: naturalia enim jura civilis ratio perimere non potest; nec , quia desinunt sui hterc

Mas aquellos que, después de ha- 10 ber sido emancipados por sü ascendiente, se dieron á otro en arrogación, no son admitidos como descendientes á los bienes de su padre natural, si al tiempo de la muerte de este permanecen aun en la familia adoptiva (o). Si por el contrario, viviendo el padre natural hubieren sido emancipados por el adoptivo, son admitidos á los bienes de aquel, como si emancipados por él mismo, no hubieran estado jamás en una familia adoptiva; y por lo que hace al padre adoptivo empiezan á ser reputados como estraños (b). Si después de la muerte del padre natural fueren emancipados por el adoptivo, se reputarán como estraños con relación á este, sin adquirir el carácter de descendientes por lo que hace á los bienes del ascendiente natural (c): fúndase esto en'que seria injusto que el padre adoptivo pudiese á su alveario determinar á quién habían de pertenecer los bienes del padre natural, si á sus descendientes, ó á los agnados. Los deseen- u dientes adoptivos tienen por lo tanto" menos derechos que los naturales; porque estos, aunque emancipados, retienen por beneficio del pretor el grado de descendientes que perdic

[graphic]

ron por el derecho civil; pero los adoptivos emancipados pierden por el derecho civil su grado de descendientes y no son auxiliados por el pretor (d). Y con razón, porque el derecho civil no puede destruir los vínculos naturales, y los descendientes, aunque dejen de ser herederos suyos, no pueden dejar de ser hijos ó hijas, nietos ó nietas; mas los hijos adoptivos emancipados son reputados como estraños, porque pierden por la emancipación, que es una institución civil, el derecho y el nombre de hijo ó de hija que habían conseguido por la adopción (e). ''• Lo que acabamos de decir es apli- 12 cable :l la bonorum posesión, que el pretor promete contra las tablas del testamento del ascendiente A lo^? descendientes que han sido omitidos, esto es, A los que no han sido ni instituidos ni, cual corresponde, desheredados. En efecto, el pretor llama ¡í esta bonorum posesión á los descendientes sujetos ¡l la potestad del ascendiente en el dia de su muerte y d los emancipados; mas rechaza á aquellos que al fallecer el ascendiente natural estaban en la familia adoptiva (p¡. Y mucho menos que ;l la sucesión db intcstató admite í la bonorum posesión contra tabulas A los descendientes adoptivos emancipados por el adoptante respecto ;í los bienes de este, porque dejaron de estar en el número de sus descendientes (g).

[ocr errors]
[ocr errors]

Comentarlo.

At Ai.—En el párrafo anterior se estableció como principio general que los hijos emancipados eran llamados por el pretor á la bonorum posesión; y en el presente se hace una escepcion respecto á los que hallándose en este caso, entraron por la adopción en una familia agena. .'

A párente. — Se sobreentiende que habla el Emperador de los ascendientes naturales y legítimos.

In adnptionem.— En el caso de que trata el texto, solo puede aludirse á la arrogación, que era la. especie de adopción aplicable á las persogas sui juris. Mas la doctrina del texto parece que debe ser también estensiva a aquellos que fueron dados en adopción por el padre natural.

Non admittuntur ad bona naturalis patris.—Fúndase esto en que el hijo adoptivo tiene la esperanza de otra sucesión, la de su padre adoptivo, en cuya familia le competen los derechos de heredero suyo y de agnado, y la equidad no permite que uno tenga este derecho en dos familias.'

Vivó emancipati admittuntur.—De otro modo, los emancipados se encontrarían cscluidos de ambas sucesiones; de la del padre natural y de la del adoptivo.

Extraneorum locó.—Porque no existe el vínculo de la sangre, y el civil contraído por la adopción queda por la emancipación completamente terminado.

Iniquum erat, esse in poíestate patris adoptivi. — Otra razón mas directa podia haber dado el Emperador, á saber: que si la emancipación hecha por el padre adoptivo después de la muerto del natural, diera lugar á que el así emancipado entrara á suceder, acontecería que después de estar deferida la herencia á otros descendientes, se privaría á estos por un hecho posterior y accidental del derecho que tenían ya adquirido.

Minus. juris habent.—Mientras subsiste la adopción, el adoptado tiene los mismos derechos que el hijo natural constituido en potestad: después de la emancipación es cuando los derechos del hijo natural son de mayor cuantía que los del adoptivo, como el texto manifiesta.

Contra tabulas. — El llamamiento que el pretor hacia para la bonorum posesión á los descendientes emancipados y á los dados en adopción,, ponía al padre en la necesidad de desheredarlos si no quería que le sucedieran, porque aunque el testamento en que eran omitidos no era nulo atendido el rigor del derecho civil, la bonorum posesión contra tabulas venia de hecho á rescindirlo.

Ñeque ut oporlet exhwrcdalis. — La desheredación que no se hacia

« PreviousContinue »