Page images
PDF

TRADUCIDA EN ESPAÑOL,

Y ANOTADA
CONFORME AL SENTIDO DE LOS SANTOS PADRES

Y EXPOSITORES CATÓLICOS,

TOR EL ILUSTRÍSIMO SEÑOR OBISPO DE SEGOVIA

DON PHELIPE SCIO DE SAN MIGUEL,

EX-PROVINCIAL DEL ORDEN DE LAS ESCUELAS PÍAS DS

CASTILLA, Y PRECEPTOR DE NUESTRO AUGUSTO MONARCA

D. FERNANDO VII, SIENDO PRÍNCIPE DE ASTURIAS.

DEDICADA

AL REY NUESTRO SEÑOR.
TERCERA.EDICIÓN.

TOMO VIII.

DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

LOS PROVERBIOS, EL ECLESIASTES,

EL CANTAR DE CANTARES , LA SABIDURÍA

Y EL ECLESIÁSTICO.

MADRID M.DCCC.VIII.
EN LA IMPRENTA DE LA HIJA DE IBARRA.

Con privilegio exclusivo de S. M,

[graphic]

3

SOBRE EL LIBRO

DE LOS PROVERBIOS.

JUos cinco Libros que se siguen , se llaman comunmente Sapienciales , porque nos conducen al estudio y amor de la celestial sabiduría. En ellos se nos dan las mejores reglas y preceptos para saber dirigir nuestras costumbres. Los tres primeros tienen indubitablemente por Autor á Salomón, y se hallan en el Canon de los Hebreos: es á saber , el de los Proverbios , el Eclesiastcs y el Cantar de Cantares. Estos tres juntamente con los otros dos, que son la Sabiduría y el Eclesiástico , han sido siempre reconocidos por la Iglesia Católica como sagrados y Canónicos. Los Padres, en especial San Gerónymo, San Basilio y San Ambrosio , advirtieron , que Salomón en estos tres Libros, que nos dexó escritos, nos dio excelentes máximas de Moral, acomodadas á todos los estados y condiciones de la vida. Los Proverbios son instrucciones generales, que convienen aun á los menos adelantados en la virtud. El Eclesiastes adoctrina con mas particularidad á un hombre ya formado , y como separado de las cosas del mundo. El Cantar de Cantares es para las almas perfectas, que negándose á mismas, están inflamadas del amor de las cosas celestiales. San Isidoro Pelusiota compara los tres Libros de Salomón á las tres partes principales del templo. Los Proverbios son como el Atrio, á donde entraban los Israelitas. El Eclesiastes se representa por el lugar llamado el Santo, separado por un velo, á donde solo entraban los Sacerdotes, y en el Sancta Sanctorum están figurados los Cantares, á donde solo entraba el Sumo Pontífice con singular aparato de ceremonias y muchas purificaciones. Por lo que mira al primero de éstos, que es el de los Proverbios , que vamos á exponer, es cosa muy sabida , que en todas las naciones hubo antiguamente sabios, que acostumbraron dar preceptos de sabiduría y de virtud por medio de breves sentencias , llamadas entre los Griegos yvw/itai: las quales unas veces estaban concebidas en términos propios, claros y fáciles de entenderse; y otras en obscuros, figurados y enigmáticos: todo con el fin de que se imprimiesen, y fixasen mas fácil y profundamente en el ánimo y memoria de los hombres, y de que siendo como

Aa

unos proverbios ó fórmulas comunes , se hiciesen familiares, y anduviesen en la boca de todos. Es muy probable, que este uso tuvo su origen de los Hebreos, pues entre todos los Escritores de este género no se conoce otro mas antiguo que Salomón, á quien Dios especialmente comunicó este don , y le inspiró para que pronunciase un gran número de sentencias de este género; pues la misma Escritura dice, que él compuso tres mil Parábolas, Iil. Regum iv. 32. de las quales , reducidas en parte en un volumen por el mismo Salomón , y recogidas otras de los demás libros suyos, por orden del Rey Ezechías, Cap. xxv. 1. se formó este Sumario; y algunos Expositores creen , que los dos últimos Capítulos los ordenaron otros dos sabios, Agur y Lamuél, y dispusieron en ellos aquellas sentencias, que ellos mismos oyeron de boca del mismo Salomón , ó les fueron dictadas é inspiradas por el mismo Espíritu. Como estas sentencias constan por la mayor parte de comparaciones, por eso son llamadas en Hebreo 'Vii'O Misc/ilé, esto es, parábolas ó semejanzas. Los Padres antiguos dieron á este Libro el epitheto de xaváprnv, considerándolo como un Prontuario de todas las reglas de Moral, propias para la práctica de toda virtud. Y San Gerónymo añade, que es una rica mina de oro, pero que es menester excavar y trabajar, para hallar el precioso metal.

El Libro, en que esrán comprehendidas, consta de dos partes. La primera abraza los primeros nueve Capítulos, y le sirve como de introducción : en ella se representa la celestial Sabiduría , amonestando y gritando á los hombres , que seducidos de los malos exemplos de los mundanos, se extraviaron del camino derecho de la virtud por seguir el torcido de los vicios, para que vuelvan sobre sí , y se apliquen al estudio , amor y práctica de la verdadera sabiduría , que consiste en conocer la verdad, y en acertar á cumplir la voluntad del Señor. En la segunda parte, por medio de dichas sentencias, se dan reglas y preceptos para el exercicio de toda suerte de virtudes, y para evitar todos los vicios ; y estos preceptos se extienden por todas las edades y condiciones de la vida , para arreglarla santamente, y pasarla en la mayor quietud y paz interior, encaminando todas las acciones de ella á asegurar la felicidad de la eterna. En una palabra, si aprendiéremos , dice el doctísimo Bossuét en su Prólogo , estas sentencias , que tienen por su primer Autor nada menos que al Espíritu Santo , y que con tanto cuidado y esmero fueron recogidas Íor los hombres mas eminentes é instruidos, que hubo entre los lebréos , nada echaremos menos de todo quanto pertenece á la doctrina de la Philosophía Moral. Y para demostrar esto , va recorriendo todas las partes de dicha Philosophía, á las quales sé extiende la doctrina, que se contiene en este divino Libro. Y concluye después diciendo: «Todo esto lo desempeña el sapientísimo Salomón con tan grande autoridad , verdad y profundi»dad, que en sus parábolas reconocerás sin la menor dificultad el ••magisterio de aquel Espíritu , que escudriña y penetra todas las «cosas, y hasta los arcanos y profundos mysterios de Dios." i. Corinth. u. 10.

No nos detenemos aquí en tratar de las antiguas versiones de los Proverbios, y singularmente de la de los Lxx. porque seguimos constantemente el texto de la Vulgata , bien que en la exposición de ésta haremos uso de aquella, y también del texto Hebreo , quando creamos, que puede ser de algún uso para darle mayor luz y claridad, como dexamos ya prevenido en la Advertencia preliminar al Psalterio; y porque, como advierte muy bien el citado ilustre Expositor, de estas mismas variantes, que se notan en dichas versiones de los Proverbios , las quales tienen á su favor la autoridad , aprobación y uso de la antigüedad , y de los Padres, podemos sacar un grande fruto ; pues nos presentan muchas y muy excelentes sentencias, muy acomodadas á las reglas de la fe, que sin el menor perjuicio de lo principal, sirven también para hacer recomendable la abundancia y fecundidad de las divinas Escrituras. Pero antes de dar principio á su traslación se hace preciso advertir aquí, que la sublimidad de pensamientos, que se encierran en-los Libros Sapienciales, la concisión con que se explican por medio de breves sentencias y comparaciones, y sobre todo el genio é idiotismos de las lenguas Orientales, contribuyen mucho á que aparezcan obscuros no pocos lugares en nuestra Vulgata, por conservarse en ella la misma sublimidad, concisión y estilo , con que se leen en los originales. Por esta razón he creido, que será muy útil dar aquí un compendio de lo principal y mas general, que hay que notar en esta parte , tomado del citado Prólogo del mismo ilustre Escritor.

Y así para que queden llanas muchas de las dificultades, que en estos Libros se encuentran , se debe tener muy presente, que anima en phrase Hebrea se toma con mucha freqüencia por la persona: cor , por el entendimiento: callidus, vcrsutus , astutas , en buen sentido , por un hombre prudente, cauto y sabio: que derisor , illusor, contemptor , prtevaricator , pestilens , impius , denotan un hombre malvado , determinándose el género de maldad por lo que se declara y expresa en aquel lugar. Disciplina significa comunmente la doctrina: indisciplinatus , el indocto , oque no ha tenido instrucción. Requies y requiesco se toTom. VIII. A 3

« PreviousContinue »