Page images
PDF
EPUB

ral y á la humanidad. En efecto, un gobierno semejante, por pérfidos que fuesenosus gefes ?cómó habria podido corrompérá hombres mas ricos que él, y para cosas de que no tenian ninguna necesidad? ¿Podrian los estrangeros lisonjearse de someter facilmente á2un pueblo númeroso y amigo del itrabajo? El Espartano, trabajador por el Lejémplo y por la anecesidad, ¿ tomaría acasp parte en los eríménes que afligen á los puebles dedicados á las artes frívolas, y, podriaomenos de ser feliz teñiendo, satisfechas tódas sus necesidades físicas?, o a tor A esoibèi q a sr , tr o Phaléo de Calcedóñía,oño admitiendo la igualdad sino entre los propietarios de bienes raices, fundába sus leyes en la ágriculturado Hipodamo de Mileto, dividiendo los ciudadanos. en tres clases, á saber, labradores, artesanos y, soldados se apoyaba en la agricultura y en el comercio interior; y por la misma rázonchay una ley en Locres que prohibia vender los bienes inmuebles, ámenos: que noise justificase que se térmia, uná, grande necesidad del hacerlo; y antiguamente en Erancia no se podian enagenarelas propiedades de una familia sin consentimiento deloherederó presuntivo, o necesidad jurada, é9sia acreditan, que se, reemplazarían con otras adquisicionds... . . . . . . . ... - c. 1

[ocr errors]

- Volviendo á los legisladores griegos, si las constituciones de Mileto, la dadaá Crea ta por Minos y otras muchas se destruyeron á pesar de estar fundadas en la agricultura, fué porquei estos filósófos, por un falso principio, y creyendo que no podria existir la li-o bertad si se aumentaba la poblacion,jó desa confiando de la sabiduría y de la fuerza de los hombres que gobernasen, en lo sucesivo. circunscribieron el número de los ciudadas nos, y hollaron los derechos de la naturas leza fomentando la pederastía, qy ordenandó matanzas periódicas. Apenas queda tampoeó memoria de las ciento cincuenta y ocho constituciones que analizó Aristóteles. ..., ; i. En vano presentó, Platon las imáximád sublimes de que estan llenas sus Hobras: en vano procuró Solom incarporar sagazmiente en la constitucion de Atenas las diversas foro mas de gobierno; en vano se encontraba allí la oligarquía en el Areopago, la aristoorar cia en la eleccion ade los magistrados, y la democracia en la forma dé los tribunales: en vano, por último, Philólab de Corinto mandó que se conservasen las herencias en núo mero igual: todasiestas especulaciónes sedio siparon como un sueño; y la historia de la Grecia solo ofrece una larga série de siste-o mas destruidos, una lista de reinos sin fuero

za; auri eatálogo de poliarquías y pasageras y desastrosas, que semejantes al relámpago seguido del rayo, han brillado únicamente para dejar miserables ruinas. 2 ... ... ca. . . . r Por el contrario, los primeros pasos de los Chinos, Egipcios, Asirios; Persas, Romatios y Rusos no han sido dirigidos por oradores enfáticos, ni se han entregado á la manía de los sistemas; sino que guiados por la naturaleza ellos buscan y éncuentran eon que alimentarse, vestirse hospedarse y reproducirse; y en tanto que estos cuatró objetos fijan la especie y el motivo de sus trabajos, presentan masas imponentes de hombres felices, a K, a sos "Los Egipcios no han dejado libros; pero aun cuando no tuviéramos sus leyes que nos han transmitido los Griegos, y aun cuando ellas nó probasen que su poder estuvo apoyado en el fomento de la población, de la agricultura y del comercio interior, sus pirámides depondrían en favor de está verdad. Para construir semejantes monumentos se necesitaban muchos brazos diestros y experio timentados y mucho tiempo disponible. Si el Egipto tenia ló primero, debia por precision ser muy populoso; y si lo segundo, tenia pocas necesidades y era por consiguiente ver

daderamente rico: * - .- . . . . . . 3 o

Es una verdad incontestable que la neces sidad, que es la mas poderosa de las deyes naturales, obligóá los primeros, pueblos, á dedicarse á la cria de ganados, á la agriculo tura y á la poblacion. Si despues, los Germanos y los Tártaros prefirieron la profesion de bandoleros á la de labradores, fué porque sus vecinos les ofrecian riquezas de que, se, por dian apoderar facilmente con las armas 2, y que por efecto de la pereza natural, en el hombre, pensaban que era menos penosos quear y asolar á sus vecinos, que dedicarse á, los trabajos del cultivo. Confesemos pues que la poblacion, la agricultura, la induso tria y el comercio estan unidas por unos mis mos eslabones, obrando y volviendo á obrar sin intermision sobre ellos mismos "s o Reanimado el comercio reclama una mulr titud de objetos de cambio, arma buques, establece talleres, construye almagenes, abre fábricas, y llama á su auxilio, á las artes y oficios, á las letras y las ciencias. A su voz se ponen en movimiento millares, de brazosa el trabajo recibe un recompensa proporci9. nada, se duplica el número de consumidores, y se abre un manantial abundante de riqueza para la agricultura. Esta distribuye bien pronto entre el comercio lo que ha recibido de él, y exige mejores vestidos, alojamientos mas cómodos, y muebles mejor construidos: las fábricas y el comercio recobran tambien lo que han dado; y como la poblacion está siempre en razon de la mayor facultad que hay parao propprcionarse las subsistencias y los placeres de la vida, se hace mas considerable. Este acrecentamiento proporciona al comercio nuevas especulaciones, á las fábricas mayores ventajas para emplear sus productos, ála, agricultura medios para dar buena salida á sus cosechas; y estas especulaciones, productos y cosechas contribuyen al fin con su movimiento circular y contínuo á la mejoría y progresos de la poblacion, o -ii, “El hombre (dice Montesquieu) faltaria ácada instante á su Criador, y por eso Dios ha hecho que se reconozca por medio de la religion: se faltaria á sí mismo, y los filósofos le han advertido con las leyes de la moral. Criado para vivir en sociedad podria faltar á los demas, y los legisladores le han hecho conocer sus deberes por las leyes políticas y civiles.” , , , , , , , y - Montesquieu podia haber dicho con mas verdad: “El Todo-poderoso, concediendo al hombre la sensibilidad y la inteligencia, puso en su mano todos los medios de conseguir la felicidad: la religion, la moral y las leyes son el desarrollo de estos medios. Si el hom

« PreviousContinue »