Page images
PDF
EPUB

de que este mismo gobierno puede y quiere cumplirbreligiosamente sus empeños; y que se pueda ocambiar siempre que ser quiera por valoreso efectivos. En esté, caso, una nacion, aunque tenga pobo ametálico, estará en dise posicionrde haceraun comercio.omuy vasto y muy activó (ua8), esp V aobo o zo 1e2 -i, obEòs legisladoresofñodernos han descóñoa cido estes principiós perque nóo han téñide presente que la poblacion, la agricultura y el comerció hiterie sóliblos únicos mananerales de una presperidádoconstante; epinión 8omprobada por los egisladores tras célebres de la antigüedaa y por pécios positivos.oo sos Sio Lacedemonia oetapa Puño lugar distinguido en la históriá; eso porqueo sus leyes eonstitütivas teñian por qBase apóblacion y la agriculturas Exceptaandó dele se veió mi litar al ciudadano que tenía eres hijos, y de todo cargo público aqueo tenia cuatro; no permitiendo que hubiese tesorería pública; fñoviendo á los hombresvāaue obsérvasefilas leyes solo por ell sentraiento de su interes personal; y presentándó por resultad5 de su sistema un pueblo rico én hombres y en producciones por una parte, y por otra ufogobierno desprovisto demetálico, aseguirába Licurgo la independeneia de sotaciènghai. ciendo al mismo tiempo un servicióá la moral y á la humanidad. En efecto, un gobierno semejante, por pérfidos que fuesen sus gefes ¿cómo habria podido corromperá hombres mas ricos que él, y para cosas de que no teniano ninguna necesidad? ¿Podrian los estrangeros lisonjearse de someter facilmente á un pueblo numeroso y amigo del trabajo? El Espartano, trabajador" poriel, ejemplo, y por la necesidad, tomaría acaso parte en los crímenes que afligen á los pueblos dedicados á: las artes frívolas, y podria menos de ser feliz teniendo, satisfechas todas sus necesidades físicas?boo ...er A. coiii-r: ores: ... -enoPhaléo del Calcedonia, no admitiendo la igualdad sino entre los propietarios de bienes raices, fundába sus leyes en la agriculturadoHipodamd de Mileto, 2 dividiendo los ciudadanos en tres clases, á saber, labradores, artesanos y soldados se apoyaba en la agricultura y en el comercio interior; y por la misma razon, hay una ley en Locres que prohibiao vender, los bienes infmuebles, á me-, nos: que no se justificase que se tenia, una, grande necesidad de hacerlo; y antiguamente en Francia no se podian enagenar las pro-, piedades de una familia sin consentimiento del cheredero presuntivo, o necesidad jurada, óe sin acreditar que se reemplazarían con otras adquisiciones. e ir... ...,

[graphic]
[graphic]

Volviendo á los legisladores griegos, si las constituciones de Mileto, la dada á Creta por Minos y otras imuchas se destruyeron á pesar de estar fundadas en la agricultara, fué porque estos filósófos, por un falso principio, y creyendo que no podría existir la tibertad si se aumentaba la población, ó desconfiando de la sabiduría y de las fuerza de los hombres que gobernasen en lo sucesivo, circunscribieron el número de los ciudadanos, y hollaron los derechos de la natura leza fomentando la pederastía, y ordenando matanzas periódicas. Apenas quedào tampocó memoria de las ciento cincuenta y ocho constituciones que analizó Aristóteles. o

En vano presentó Platon las máximas sublimes de que estan llenas sus obras: en vano procuró Solon incorporar sagazmente en la constitucion de Atenas las diversas formas de gobierno; en vano se encontraba allí la oligarquía en el Areopago, la aristocracia en la eleccion de los magistrados, y la democracia en la forma de los tribunales: en vano, por último, Philolao de Corinto mandó que se conservasen las herencias en número igual: todas estas especulaciones se disiparon como un sueño; y la historia de la Grecia solo ofrece una larga série de sisteo mas destruidos, una lista de reinos sin fuer

za, un eatálogo de poliarquías, pasageras y desastrosas, que semejantes al relámpago seguido del rayo, han brillado únicamente para dejar miserables ruinas. o . Por el contrario, los primeros pasos de los Chinos, Egipcios, Asirios, Persas, Romanos y Rusos no han sido dirigidos por oradores enfáticos, ni se han entregado á la manía de los sistemas; sino que guiados por la naturaleza ellos buscan y encuentran con que alimentarse, vestirse, hospedarse y reproducirse; y en tanto que estos euatro objetos fijan la especie y el motivo de sus trabajos, presentan masas imponentes de hombres felices. Los Egipcios no han dejado libros; pero

aun cuando no tuviéramos sus leyes que nos han transmitido los Griegos, y aun cuando ellas no probasen que su poder estuvo apoyado en el fomento de la poblacion, de la agricultura y del comercio interior, sus pirámides depondrian en favor de esta verdad. Para construir semejantes monumentos se necesitaban muchos brazos diestros y experimentados y mucho tiempo disponible. Si el

Egipto tenia lo primero, debia por precision ser muy populoso; y si lo segundo, tenia pocas necesidades y era por consiguiente verdaderamente rico,

Es una verdad incontestable que la necesidad, que es la mas poderosa de las leyes naturales, obligó á los primeros pueblos á dedicarse á la cria de ganados, á la agricultura y á la poblacion. Si despues, los Germanos y los Tártaros prefirieron la profesion de bandoleros á la de labradores, fué porque sus vecinos les ofrecian riquezas de que, se podian apoderar facilmente con las armas, y que por efecto de la pereza natural en el hombre, pensaban que era menos penoso saquear y asolar á sus vecinos, que dedicarse á los trabajos del cultivo. Confesemos pues que la poblacion, la agricultura, la industria y el comercio estan unidas por unos mismos eslabones, obrando y volviendo á obrar sin intermision sobre ellos mismos.

Reanimado el comercio reclama una multitud de objetos de cambio, arma buques, establece talleres, construye almacenes, abre fábricas, y llama á su auxilio á las artes y oficios, á las letras y las ciencias. A su voz se ponen en movimiento millares de brazos; el trabajo recibe un recompensa proporcionada, se duplica el número de consumidores, y se abre un manantial abundante de riqueza para la agricultura. Esta distribuye bien pronto entre el comercio lo que ha recibido de él, y exige mejores vestidos, alojamientos

« PreviousContinue »