Page images
PDF
EPUB

ferentes, y se encamina constantemente á. perfeccionar el órden social, arreglando cuidadosamente todas las partes de la administracion interior y exterior de los estados.

LA EstADíSTICA no es otra cosa que una noticia exacta y circunstanciada del estado en que se halla ó se hallaba una nacion. En ella se esplica su forma de gobierno, se indican sus relaciones diplomáticas y su influencia en el sistema de los pueblos que la rodean; se da una idea fiel de su religion , leyes, costumbres, usos y preocupaciones; se describe su posicion geográfica; se determina la extension de su territorio, y se presenta el cuadro de su poblacion y de sus fuerzas terrestres y marítimas. En ella, por último, se comparan las rentas y los gastos, las importaciones y exportaciones, la deuda pública y los medios de extinguirla; y se trata tambien del estado de las ciencias, de la literatura y de las artes. —. A la noticia circunstanciada del estado actual de la nacion que se examina, es necesario que preceda la historia de las diferentes situaciones en que se ha encontrado, á fin de determinar mas facilmente lo que ha perdido ó ganado por la sucesion de los tiempos, y los diversos sistemas que ha abrazado. Tal vez llegará dia en que este método haga conocer lo importante que es determinar la estadística de todas las naciones del globo en cada siglo, no solo por la utilidad que de ello puede resultar á los contemporáneos, sino tambien para instruccion de la posteridad. El estudio de la EcoNOMíA GENERAL sirve para ilustrar la estadística por medio de comparaciones y observaciones. Ella establece reglas fundadas en los resultados que suministra la historia y la experiencia; resultados satisfactorios, aunque la historia en algunos casos no sea muy fiel ni completa. En efecto, hay una multitud de naciones que han descuidado sus anales; y el tiempo, las guerras, y el fanatismo político ó religioso han destruido infinitos monumentos. Los hechos principales estan atestiguados por las fiestas que se celebraban, por las ciudades edificadas, por las columnas, las medallas y los sepulcros; pero es menester sin embargo proceder en esto con las mismas precauciones que con la tradicion vulgar, intérprete de dichos monumentos. Solo la crítica, que de los hechos mas recientes sabe sacar las consecuencias y las pruebas de un hecho anterior, puede ocurrir á estos inconvenientes, alejando todas las dudas.

Así, pues, el analisis comparado de las lenguas (3) y el rá de los ritos religiosos, enseñarán si es creible que en tal ó cual época se hayan reunido y mezclado una ó mas naciones. Del mismo modo , tomando una época fija y sobre la cual esten de acuerdo los historiadores, y dada la estadística de los conocimientos de la nacion que se trata de observar, será muy fácil decidir si estan antigua como se supone. o a o Muchos autores han escrito sobre la ciencia política, pero ninguno la ha sujetado á la regularidad metódica empleada en las otras ciencias. Unos, inflamados con la pintura brillante de las revoluciones de Atenas y de Roma, y deslumbrados con nombres célebres , piden la disolucion de todos los gobiernos, creyendo poder ofrecer los medios de regularizarlos. Otros, arrastrados por el entusiasmo de la libertad y de la virtud, pero distantes del teatro de las revoluciones, y por consiguiente incapaces de juzgar lo que son los hombres en estas crísis funestas, predican la guerra civil creyendo defender la libertad. Por todas partes el error y la mentira engendran nuevos sistemas, y los pueblos aprenden á costa de continuadas desdichas lo peligroso que es el adoptarlos. Entonces es cuando se conoce mejor lo muy importante que es para los que se destinan á los empleos públicos el estudiar prácticamente los pueblos y los hombres, y meditar profundamente las lecciones que la historia les suministra. El objeto del estudio de la economía general no es trazar el plan imaginario de un estado en que todos los hombres sean felices y virtuosos á un mismo tiempo, ni tampoco ofrecer el brillante aparato de axiomas políticos , pedantescamente disfrazados en una multitud de obras. No se trata de calcular gravemente con Platon, si la felicidad de un rey legítimo está respecto á la de un tirano en la proporcion de 1 á 324 (4), sino de tomar por modelo á Aristóteles, que antes de escribir su Política compiló y examinó las constituciones de ciento cincuenta y ocho pueblos (5); de recorrer la historia de las naciones desde el principio del mundo hasta nuestros dias, y de marchar, siguiendo paso á paso los progresos de las luces, ácia el conocimiento de los misterios de la política, de la diplomacia , de la legislacion y de la jurisprudencia. D'Alembert (6) dice o que el universo, » para el que pudiese abrazarle todo bajo un » solo punto de vista, no seria mas que un » objeto único y una grande verdad.” Apliquemos este parecer á la economía general,

y reconozcamos el principio de que la pol

tica ilustrada por la historia no es mas que un solo hecho y una sola verdad. Bien se podria asegurar que el estudio de la economía general y de la estadística interesa á todas las clases de la sociedad. En efecto, por el profundo examen de las reglas de la política, y por el conocimiento de las partes de la administracion interior de los estados, podrá el viagero fecundizar sus investigaciones, dar resultados positivos, y suministrar al historiador materiales selectos. El labrador, el propietario y aun el artista sacarian grandes ventajas del conocimiento de los beneficios que deben esperar naturalmente de una ley nueva. El apreciable comerciante, que sabe salvar las distancias para reunir los hombres, y proporcionarles nuevos socorros ó nuevas comodidades, ve de repente entorpecidas sus operaciones por la guerra, ó facilitadas por la paz. La menor oscilacion en el gobierno trastorna su fortuna ; y solo el estudio de la política puede enseñarle á prever estas crísis importantes, Pero ¿ de cuánta mas utilidad será el estudio de la economía general y de la estadística para las personas que se dedican á la ciencia política, á la diplomácia, á

« PreviousContinue »